Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Followers

Blog Archive

Etringita y Expansión Retardadas por CalorInducido.

La etringita, una forma de sulfoaluminato de calcio, se encuentra en cualquier parte de cemento. Las fuentes de sulfato de calcio, tal como yeso, se adicionan al cemento portland durante la molienda final en el molino de cemento para prevenir el fraguado rápido y para mejorar el desarrollo de resistencia. El sulfato está presente, también, en los materiales cementantes suplementarios y en los) aditivos. El yeso y otros compuestos de sulfatos reaccionan con el aluminato de calcio en el cemento y forman etringita durante un periodo de pocas horas después del mezclado con el agua. La mayoría de los sulfatos en el cemento normalmente se consume para formar etringita o monosulfoaluminato en un periodo de 24 horas (Klemm y Millar
1997). En esta etapa, la etringita se dispersa uniforme y discretamente por la pasta de cemento en un nivel submicroscópico (menos de un micrómetro en sección transver- sal). Esta etringita se llama frecuentemente de etringita primaria.

Si el concreto se expone a la humedad por un periodo largo de tiempo (muchos años), la etringita puede disolverse lentamente y volver a formarse en áreas menos limitadas. En el examen de microscopio, se pueden observar los cristales de etringita blancos y en forma de aguja forrando los vacíos de aire. Esta etringita que ha vuelto a formarse se llama normalmente de etringita secundaria (Fig. 1-35).

Fig. 1-35. Depósitos blancos de etringita secundaria en un vacío. Ancho del campo 64 µm (69547)

El deterioro del concreto acelera la tasa en la cual la etringita deja su posición original en la pasta para entrar en solución y recristalizarse en espacios grandes, tales como los vacíos de aire o los agrietamientos. Hay que tener suficiente agua y espacio para la formación de los cristales. Los agrietamientos pueden formarse debido al daño causado por la acción del congelamiento, reactividad álcali-agregado, retracción por secado, efectos térmicos, deformación resultante de tensiones excesivas u otros mecanismos.

Los cristales de etringita en los vacíos de aire y en las fisuras son típicamente de dos hasta cuatro micrómetros en sección transversal y de veinte hasta treinta micrómetros de largo. Bajo condiciones de deterioración extrema o décadas en ambiente húmedo, los cristales de etringita blanca pueden rellenar completamente los vacíos y las fisuras. Sin embargo, la etringita secundaria, como cristales grandes en forma de agujas, no se debe considerar peligrosa para el concreto (Detwiler y Power-Couche1997).

1 comentarios:

dario laica dijo...

Bibliografía por favor

Publicar un comentario